Desde su origen en 1440 la imprenta moderna no hizo más que avanzar y en poco tiempo pasó a convertirse de un arte particular a un proceso industrial de producción masiva.
Los nuevos medios de comunicación gráfica aparecieron en un momento de gran cambio y las comunicaciones surgieron más veloces, dando respuesta a una mayor demanda de información.

Por nuestra parte podemos afirmar orgullosos que, en 25 años de trayectoria, a base de esfuerzo personal, compromiso y trabajo en equipo dicha «evolución» no ha terminado.

Tauro impresos no ha parado de crecer y seguiremos dando lo mejor de nosotros para entregarle calidad, ofrecerle servicio y asegurarle profesionalismo.

Su empresa de servicios gráficos.